Los accionistas de Twitter van camino de aprobar la compra de Elon Musk: qué puede pasar ahora

Los accionistas de Twitter están intentando que la votación en la que deben decidir si aprueban o rechazan la compra de la compañía por parte de Elon Musk salga adelante. La adquisición, por valor de 44.000 millones de dólares, iba a ser aprobada por los inversores antes de que la operación se frustrase y acabase en denuncias por ambas partes.

Fuentes internas de la red social aseguran que los inversores intentan que el resultado de la votación sea la aprobación por su parte, lo que pondría el futuro del acuerdo en manos de los tribunales, según publica en exclusiva el Wall Street Journal.

La votación ya está teniendo lugar y los primeros votos darían una amplia mayoría a la aprobación de la compra de Twitter por parte del CEO de Tesla. Sin embargo, existe la posibilidad de que esto varíe, ya que los accionistas pueden cambiar su voto hasta el último momento en una reunión que está programada para este martes 13 de septiembre.

El visto bueno depende en gran medida de los grandes accionistas de la red social, entre los que se encuentra el propio Musk. El CEO de Tesla y SpaceX posee el 10% de participación de la compañía, pero no se espera que se posicione a favor o en contra de la adquisición, según el Wall Street Journal, ya que la postura de Musk consiste en afirmar que Twitter ha incumplido su acuerdo.

Aun así, la votación podría salir adelante en caso de que otros accionistas mayoritarios diesen luz verde. Es el caso de los fondos indexados que, en total, controlan cerca del 20% de las acciones.

Estos fondos habrían dado también su aprobación en la votación, según fuentes internas, lo que podría provocar que esta saliese adelante y el desenlace de la operación quedase en manos del tribunal de Delaware que está llevando el caso de Twitter contra Musk.



Deriva judicial

La deriva judicial del caso ya ha dado lugar a distintos acontecimientos reseñables. A finales de abril de este año, Musk anunció que compraba Twitter por un precio de 54,20 dólares la acción (53,46 euros). A mediados de mayo, el CEO de Tesla suspendía temporalmente la adquisición hasta comprobar que las cuentas falsas de la red social eran inferiores al 5% del total.

Días más tarde, un grupo de accionistas de Twitter decidió demandar a Musk asegurando que el magnate solo buscaba hundir las acciones de la compañía con ese movimiento. En junio la junta directiva de la organización pidió a sus inversores que votaran a favor de la adquisición para que la compra saliese adelante.

Finalmente, el CEO de Tesla decidió cancelar la compra en julio y la red social anunció que llevaría al multimillonario a los tribunales para hacerle cumplir el acuerdo.

Desde entonces, el caso se ha ido recrudeciendo hasta el punto de haber ofrecido distintos giros de guion. Uno de los más destacables ha sido la aparición de un garganta profunda de Twitter, Peiter Zatko, un exdirector de Seguridad de la compañía que testificó en el Senado de Estados Unidos.

Las declaraciones de Zatko cargaron contra la seguridad de la organización, indicando que esta tenía fallos «atroces», algo con lo que algunos miembros de Twitter estaban de acuerdo.

Está previsto que Twitter y Musk se vean las caras en el Tribunal de la Cancillería de Delaware, en un proceso judicial que ya está teniendo lugar, pero que comenzará oficialmente el próximo 17 de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *