Por qué debes donar en vida en lugar de dejar una herencia: 5 beneficios de esta modalidad

Planificar lo que va a ocurrir con tu patrimonio una vez no estés es más importante de lo que piensas.

Las herencias pueden llegar a ser verdaderamente problemáticas, sobre todo cuando surgen discusiones y peleas entre familiares. De ahí la necesidad de pensar las cosas con tiempo.

En estas situaciones es normal que surja la siguiente pregunta: ¿es mejor donar en vida o dejar una herencia?

La mayoría de las personas suelen optar por un legado o herencia, ambas opciones tienen que estar incluidas en el testamento.

Sin embargo, existe la posibilidad de las donaciones en vida. A continuación, se muestran las 5 grandes ventajas de esta modalidad, según explican desde Abogados y Herencias.

Lo donado puede volver a tu propiedad

Uno de los principales beneficios es que puedes reservarte el derecho a que el bien donado regrese a tu propiedad si lo consideras oportuno.

Es decir, una donación no tiene por qué suponer que te desprendas de dicho bien de manera definitiva.

Un ejemplo es el de unos padres que donan una vivienda a sus hijos. Pueden incluir una cláusula mediante la cual el inmueble vuelve a ser de su propiedad pasados algunos años.



Tienes la opción de imponer plazos y condiciones

Otra de las ventajas es que puedes imponer ciertas condiciones a los donatarios. Sobre todo en lo que se refiere a plazos y condiciones.

Un caso puede ser el de donar el inmueble sólo cuando el donatario alcanza la mayoría de edad. O incluso puede haber cláusulas para efectuar la donación cuando el futuro beneficiario vaya a contraer matrimonio o a estudiar una carrera determinada.

En el caso de que se incumplan estas cláusulas, el donatario no va a recibir el bien.

No habrá peleas al repartir tus bienes

Cuando fallece una persona suelen surgir discusiones y peleas entre los herederos. El desacuerdo en estas circunstancias es habitual, y entonces tiene que intervenir la justicia para aclarar a quién pertenecen determinados bienes.

Sin embargo, con una donación en vida no hay dudas posibles, ya que darás aquello que quieras a la persona que te apetezca, y podrás ver cómo disfruta de ello.

Ayudarás a seres queridos en este momento

No tienes que esperar a tu fallecimiento para que familiares o seres queridos reciban la ayuda que necesitan.

Si tienes allegados con dificultades económicas, una donación es la mejor forma de echarles una mano.

La ventaja es que la donación puedes realizarla en el momento que desees, siempre respetando los cauces legales.

Un ejemplo sería el de un padre que dona una vivienda a su hijo porque este no puede permitirse hacer frente a una hipoteca.

Beneficios fiscales para los donatarios

Los donatarios disfrutarán de beneficios fiscales si el proceso se efectúa por los cauces legales pertinentes.

Esto sucede si reciben, por ejemplo, una empresa individual, donación de dinero o participaciones en sociedad, tal y como detallan en Finanzas.com.

Eso sí, el grado de parentesco debe ser de descendiente, ascendiente o cónyuge del donante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.