Una pareja británica ha transformado una iglesia abandonada que estaba infestada de ratas en una mansión de 5 habitaciones: está en el mercado por 4,3 millones de euros

Trinity House en Devon, Inglaterra, era la antigua iglesia parroquial The Holy Trinity, construida en 1894, según ha explicado a Business Insider un portavoz de la agencia inmobiliaria John Couch.

Fue diseñada por el arquitecto John Watson y era la última iglesia anglicana victoriana construida en estilo gótico. Es muy común encontrar arquitectura gótica en los edificios de las iglesias, según My Modern Met.

Los propietarios actuales, John y Amy Watson, compraron la propiedad en 2021 después de que sufriera graves daños en un incendio.

El edificio de la iglesia se usó como una especie de centro joven o parque para la diversión de los niños de la zona desde 2001 a 2017.

Después, sufrió graves daños en un incendio en 2019 y quedó abandonado hasta que los Watson lo compraron en febrero de 2021. La pareja obtuvo la iglesia en una subasta por 113.000 dólares, según Page Six.



«Ha estado abierta desde el incendio», ha explicado Amy Watson en una entrevista para Devon Live. «Estaba infestado de ratas», y asegura que también tuvieron que quitar los excrementos de pájaros de la torre debajo de la aguja.

Trinity House está ubicada en Torquay, una ciudad costera en Devon, Inglaterra.

 

Torquay es conocida por su espectacular costa, palmeras, un muelle victoriano restaurado y un puerto deportivo internacional. La ciudad también es popular por sus restaurantes de marisco, galerías y cafés.

Se puede acceder a Trinity House y a sus jardines privados a través de las puertas eléctricas.

La casa también cuenta con un aparcamiento privado y una terraza para tomar el sol.

Los Watson renovaron la propiedad sin tocar la estructura original de la iglesia.

El trabajo de renovación se completó aproximadamente una semana antes de que la propiedad saliera al mercado en julio de este año. 

Los arquitectos involucrados en el proyecto se aseguraron de que la estructura de la iglesia permaneciera igual después de la renovación. Y además, querían conservar las escaleras de madera simétricas del interior del edificio, con la intención de recordar que ya no se usa como iglesia.

Las escaleras costaron 60.000 libras, unos 69.700 euros, y fueron construidas por artesanos locales de Devon, según Devon Live.

Muchas de las características originales de la propiedad se mantuvieron intactas, incluida esta magnífica vidriera.

Amy y John, comentan que algunas de las vidrieras del edificio habían sido dañadas por vandalismo cuando se descuidó el edificio después del incendio. Sin embargo, la vidriera más grande permaneció intacta.

Ahora, han añadido algunas actualizaciones como altavoces para música e iluminación inteligente con cambio de color.

La iluminación de cambio de color inteligente GAP LED se puede utilizar tanto en el interior como en el exterior del edificio, incluso en el jardín.

También han incorporado un sistema de alarma contra incendios y una alarma de seguridad con cobertura de circuito cerrado de televisión (una instalación de equipos conectados que generan un circuito de imágenes que solo puede ser visto por un grupo determinado de personas).

El área original del presbiterio y el altar se han convertido en un bar y en una sala de juegos.

La sala de juegos es ideal para recibir invitados, ya que viene con un bar incorporado y una mesa de billar.

La iglesia fue diseñada de planta abierta, desde donde el comedor conduce al área de recepción.

El comedor tiene una mesa de comedor y un candelabro, y conduce al área de recepción que tiene un piano de cola para entretener a los invitados.

Del comedor a una cocina moderna hecha a medida.

La cocina fue instalada por la empresa británica Masterclass, según informa la inmobiliaria, y se ha equipado con armarios y una isla con 4 taburetes para darle ese aire moderno que buscan.

La propiedad tiene 5 dormitorios y cada uno ha sido diseñado de manera diferente.

Por supuesto, cuenta con sus consecuentes 5 baños.

Una antigua «escalera secreta» conduce a la torre de la iglesia, que se ha convertido en una sala de estar con vistas a Torquay.

El portavoz de John Couch ha compartido con Business Insider que la remodelación se llevó a cabo «con total respeto» por la arquitectura eclesiástica del edificio, un término utilizado para describir el estilo arquitectónico de los edificios de la iglesia, y que el propietario ideal sería alguien que ame este tipo de diseño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *